A CALZÓN QUITADO

Del faenón al negociazo, y de este trama delincuencial a la repartija de Víctor Isla

A CALZÓN QUITADO

LOS DOS - A CALZÓN QUITADO

Luego de haber escuchado este audio, que hoy todo el pueblo de San Martín, comenta por tratarse del alcalde Tarapotino Walter Grunel y del no menos importante personaje de la política peruana, Víctor Isla, que se hizo conocido desde que fue Presidente del Congreso de la República, pasando en un tris a cobrar notoriedad poco antes que dejé la investidura de este poder del estado, después que el país comenzó a escandalizarse cuando se conoció cómo se estaban cocinando las reparticiones de algunos cargos en instituciones serias como el BCR o la misma defensoría del pueblo, donde el yurimaguino, era parte de este dialogo que asqueó a la población limeña.

Este audio de por sí corrupto, que fue difundido primero en Tarapoto, nos ha hecho recordar al inolvidable “Don Bieto” Alberto Quimper, -el de los faenones de los petroaudios, – porque toda la tajada ha venido del estado, aunque esta vez expone a un político como Víctor Isla, que no fue cualquier político del gobierno de Ollanta y Nadine, pues fue un hombre de ultra confianza del pasado gobierno, donde siendo un desconocido saltó a ser el máximo representante del legislativo, ante el asombro de una prensa nacional y clase política, que intentaba encontrar los méritos propios del yurimaguino, o las razones que lo hayan llevado a ser la figura principal del Congreso el año 2012.

Pero lo que se masticaba en la política loretana, eran versiones más propias, y vaya que coincidía explicando estos motivos en pocos políticos de esta región, que referían al ascenso vertiginoso de Isla, en el núcleo de poder de Ollanta, lo que en parte se ha podido escuchar hace dos días en Tarapoto, con un dialogo que podría resumir tranquilamente quizás el verdadero perfil de político constructor de Isla Rojas, al estilo “Carlos Moreno” de los negociazos en el sector salud; pero que ha sido posiblemente la mayor fortaleza del yurimaguino para haberse acercado con firmeza al pequeño y selecto grupo de amigos del ex presidente nacionalista, envuelto ahora en un pasado que le ha empezado a jalar al abismo, como un fuerte imán que “Don Vitín” alardea en este dialogo con el alcalde sanmartinense, diciendo que colocando un imán junto al celular puedes evitar ser chuponeado, considerándolo como un secreto altamente confidencial.

Pero una parte de sus secretos han sido develados por él mismo en este audio, con frases para no olvidarse como: “El que maneja las obras del país, soy yo” por no decir, soy la caja grande y chica de Ollanta y Nadine. Dialogo asqueroso que ya debería estar investigándose de oficio en Tarapoto y en el mismo Lima, porque esos actos preparatorios se han dado cuando Isla, era congresista de gran injerencia y llegada con el Ministerio de Vivienda y el de Transportes. Si la prensa nacional, no tenía como encontrar sus puntos débiles de Isla, este audio, es casi el reflejo exacto de lo que siempre pensamos de “Don Vitín” desde que incursionó en la política loretana.

Donde ha tenido que pasar 13 años, para que la región y el país conozcan crudamente quién es en verdad –aunque a través de un audio – que por más que pudiera ser considerado una prueba ilegal, hasta cierto punto, te revela ante la masa, los secretos de tu personalidad escondida, de una careta irrefutable, o de una evidencia que aplasta tu sello personal; así lo haya negado en

todos los idiomas, en donde no podrá controlar lo que piense la población, que no se olvidará de los cochinos negociazos, y de las macabras ínfulas que le ha brindado estar en el poder del estado.

Con palabras y frases que ningún loretano debería pasar por alto, como el de: “te voy a disparar obras” tal como si fuese un rufián bandolero del aparato público, o “lo hacemos con las empresas que yo propongo” o lo que dijo pues a calzón quitado que el hombre que decide las obras del país, es él. Ni más ni menos.

Si el Perú, aún no lo ha conocido, este dialogo corrupto, te da esa oportunidad de conocerlo en toda su plenitud, tal cual buscó desde siempre, convertir al estado en su mina de oro, con faenones, negociazos y repartijas, que han comenzado a esculpirte en un cuadro del tamaño de la vía de evitamiento de Yurimaguas, después de mucho tiempo, un rostro, una cara, que la hemos visto desde siempre.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.