ADICTOS POR SIEMPRE

Spread the love

ADICTOS POR SIEMPRE

EL DESARROLLO DE LA AMAZONÍA REQUIERE DE UNA CLASE DE HOMBRES: PROFESIONALES QUE TENGAN FÉ, PERO QUE NO SEAN CIEGOS, QUE ACEPTEN LA CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMO ARMA PERO QUE LA USEN RESPETANDO PAUTAS ÉTICAS, QUE CREAN EN EL PERÚ Y QUE RESPETEN LA MÁS MARAVILLOSA OBRA DIVINA QUE QUEDA EN EL PLANETA. EN UNA PALABRA LA AMAZONÍA REQUIERE DE EMPRESARIOS DE VERDAD.

MARC DOUROJEANNI, 1985

“Y cuando llegue el 2012 se extenderá hasta el 2030 y así sucesivamente. (…) las exoneraciones tributarias (..) no habían cumplido en 20 años los objetivos para las que habían sido creadas. Un detalle en el que la literatura económica está de acuerdo, es que las exoneraciones tributarias no garantizan la promoción de inversiones ni la creación de puestos de trabajo”. (…)

Comentario del Instituto Peruano de Economía (IPE) aparecido en su portal (www.ipe.org.pe) el 21 de diciembre de 2007

En el tiempo, la clase empresarial instalados en Loreto acuñaron una frase comercial: CONECTIVIDAD. Carreteras, energía eléctrica, pasajes aéreos, etc son sus expresiones diarias, y si estas condiciones no se tienen, los beneficios tributarios deben continuar, porque estamos desconectados. Y llegará el 2030 y seguirán exigiendo la ampliación de beneficios y siempre buscando excusas.

Loreto (y la Amazonía) tiene beneficios tributarios desde 1938 y se va extender hasta el 2049 en un largo horizonte de 111 años y durante estos primeros 79 años de vigencia no sacamos ventaja (única) que nos dio la naturaleza; no ordenamos nuestros procesos de cambios y la dinámica territorial; ni tampoco señalizamos el camino por donde transitar; todo esto nos conllevo a que aprovecháramos muy poco de nuestros recursos naturales para el beneficio social. Lo que sí acumulamos es pobreza, desempleo, desnutrición crónica, concentración poblacional por falta de oportunidades en el campo y las enormes diferencias de ingresos del campo y la ciudad.

Los beneficios tributarios, tal como se encuentra planteado, al menos para Loreto, no capitalizaron ni rentabilizo al campo, no modernizo sus procesos productivos y la única empresa que permanece hace 50 años en Iquitos es Embotelladora La Selva resistiendo a los avatares del tiempo, a pesar que el marco tributario actual no es muy amigable para seguir creciendo; pero es bastante beneficio para el sector comercio. El Reintegro Tributario tiene 41 años de vigencia y en los últimos años (2007-2017, noviembre) los comerciantes de Loreto recibieron s/. 989 millones para compensar los pecios de los principales productos por no estar conectados, aunque estos productos con beneficio del reintegro no benefician a la clase social más vulnerable.

En este 2017 (enero-noviembre) la SUNAT devolvió el monto del IGV a los comerciantes por los productos que compran en zonas gravadas un valor de s/.101 millones que es una cifra mayor al registrado en el mismo periodo del año anterior. La adicción a los beneficios tributarios se ha vuelto una enfermedad crónica, como una droga, que al principio estimula y con el tiempo ya no puedes vivir sin ella, la que ha generado unidades de negocios estériles y de muy baja capacidad de enfrentarse a un mercado libre, donde todos compiten por igual.

Los adictos siempre y por siempre buscaran alguna excusa para seguir viviendo del estado, y cuando presiente que le van a quitar sus gollerías se envuelve en su ira y ataca sin piedad, no importando quien. Adictos por siempre.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *