ASI SE IBA A DAR LA REPARTIJA DE LA OBRA DONDE PARTICIPÓ EL CONSTRUCTOR DE LAS PLAZAS SARGENTO LORES Y BOLOGNESI

ASI SE IBA A DAR LA REPARTIJA DE LA OBRA DONDE PARTICIPÓ EL CONSTRUCTOR DE LAS PLAZAS SARGENTO LORES Y BOLOGNESI

La pregunta que nos hacemos en LA VERDAD es cuánto desembolsó Jorge Luís Dávila Pizango, para que su representada Negocios Agrícolas y Forestales sea el dueño de las plazas junto a CIVA, que suman por los dos, casi 8 millones de soles.
Mejor le dejamos a usted para que saque el cálculo porcentual, si es que desea ponerle 10 ó 15%

La investigación fiscal del caso Gilberto Arévalo, alcalde de Yarinacocha, preso en piedras gordas de Lurigancho, junto a Jorge Luís Dávila Pizango, que es el contratista de las plazas Bolognesi y Sargento Lores, que viene ejecutando la administración edil de Adela Jiménez, ha comenzado a tumbarse también a importantes funcionarios del Ministerio de Vivienda, como fue la Arq. Giannina Manrique Mansilla, (separada del Programa de Mejoramiento Integral de Barrios) quien además es militante conocida del partido de gobierno Peruanos por el Kambio.

La declaración de la instructiva fiscal, tiene ya documentado el aporte del empresario denunciante Francisco Goyburo Delgado, quien es el representante de la empresa NEPTUNIA a quien le pidieron la suma de dinero para asegurarle la buena pro, de la obra que se ejecutará en el distrito de YARINACOCHA, como es la construcción y habilitación de 6 calles.

Goyburo Delgado, explicó a la fiscalía anticorrupción, cómo Juan Mozombite, funcionario de confianza de Gilberto Arévalo, proponía otorgarle la obra a cambio de dinero. Según su declaración que obra en la fiscalía provincial de Lima, la repartija del dinero (coima) iba a darse de esta manera: 5% para el alcalde de Yarinacocha Gilberto Arévalo, que equivalía a 150,000 mil soles; 5% para el Ing. Jorge Luís Dávila, quien es el enlace directo (amigo también del alcalde) de la funcionaria del Ministerio Giannina Manrique, el que sería 75,000 soles, para cada uno, aunque da a entender que Dávila, era el que llevaba la bolsa para la arquitecta y probablemente a otros funcionarios de gobierno que no serían precisamente de Vivienda, es decir sumaría otros 150,000 soles, pero Goyburo, indicó que de esos 5%, 75,000 soles eran para Dávila Pizango.

También refiere, Francisco Goyburo, que el 2% iba a ser destinado para el ingeniero Juan Mozombite, gerente de presupuesto de la comuna yarinense, que equivalía a 30,000 soles; igualmente, señaló que otros 50,000 soles, serían para unos funcionarios de Vivienda encargados del proyecto, que podría ser las áreas claves por donde pasa el expediente.

Como se dijo, esta obra de saneamiento y de habilitación de calles, estaba valorizada en 4 millones de soles, y la coima planteada tendría mucha relación con la declaración del empresario denunciante, puesto que si sumamos, la suma solicitada, bordearía los 380,000 soles, casi un 10% del valor de la obra. Donde todos, como una mafia articulada, estiraban la mano para poder ser el beneficiario de una obra pública.

Y que tiene, al contratista de las Plazas Sargento Lores y Bolognesi, involucrado en este caso de corrupción que ha teñido de mal olor al distrito de Yarinacocha en Pucallpa, llevando preso a Jorge Luís Dávila, demostrando las investigaciones que estaba en su casa de San Isidro, para recibir la jugosa coimisión, al lado del alcalde de Yarinacocha, por ser la persona de confianza de los funcionarios de Vivienda y del gobierno nacional, donde es el secretario regional de PPK en Pucallpa, no se olviden de ello.

Y con este esquema que tiene documentado la fiscalía de cómo estaba ideado la repartija, para Yarinacocha, cuanto saldría el 5% de los casi 8 millones que se pagará por las plazas de nuestra ciudad, cerca de 400,000 soles, que haría pensar a cualquier buen ciudadano dónde habría ido a parar, si es que se han aplicado esta distribución que parte desde Vivienda, donde todos comulgan, que se parece a lo que tantas veces hemos escuchado en LA VERDAD.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *