Tábano del 27 de diciembre del 2017… LE HUBIESEN VACADO…

Spread the love

Tábano del 27 de diciembre del 2017

LE HUBIESEN VACADO la historia en pleno gobierno de PPK ya empezó a juzgarle, habiendo sido el indulto humanitario y encima derecho de gracia, la gota que faltaba en la jarra para graficar en todo su “esplendor” lo que en verdad es Kuczynski. Un buen técnico, destacado profesional, pero un mal político, que más bien ha utilizado toda su vida de economista, su poder como hombre de gobierno, para hacer los mejores negocios con sus empresas. En otras palabras, un negociador, que lo reflejó groseramente cuando la guillotina ya estaba cerca de su cabeza, para ceder o canjear en este caso a Fujimori, a cambio de seguir teniendo poder; que ha sido la mejor fuente de su inspiración desde muy joven en que ya ocupaba cargos importantes, tal como lo describió Juan Antonio Vega, (empresario, y ejecutivo de grandes empresas en Estados Unidos, y conocido de PPK) en una entrevista en Miami, al periodista Jaime Baily. Por eso, muchos peruanos se han preguntado, qué motivación tiene un millonario como PPK para ser Presidente a sus 76 años, -que es cuando llegó al poder- la respuesta es simple. Poder, y más dinero, que es el libro de su vida que lo guio todo el tiempo, con negocios y lobismo.

 

MARCHAS Y CONTRAMARCHAS los que marcharon por la democracia en Iquitos, sea el FPL, me pregunto qué habrán sentido cuando sus marchas se transformaron en una burla de PPK al indultarle al ex presidente Alberto Fujimori, de quien el Frente Patriótico, tiene en su haber histórico una de las gestas más recordadas por los loretanos, (24-10) ya que fue catalogado como el inicio de la caída del régimen fujimontesinista plagado de corruptelas y que había quebrado a la mayoría de las instituciones autónomas y la prensa nacional. A los dirigentes y también autoridades, que creyeron en defender a PPK contra la facción de Keiko Fujimori, que estaba a punto de vacar a PPK, no tienen otra opción que tragarse la saliva y agachar la cara por la vergüenza y salir de nuevo a las calles, al menos para limpiarse un poco de la sucia que les ha quedado.

 

MAL  AÑO  nuestra región despide lo que ha sido quizás un año negativo en términos generales para Loreto, donde no pudo experimentar un crecimiento económico, con un PBI que aún no ha volteado la página negativa, aún con las expectativas favorables que existen para el próximo año, según la autoridad regional, por todo lo que está programado en inversiones públicas. Pero este año, nos arrastró todavía un desempleo que no tiene cuando parar, en una economía loretana cada vez más cerrada desde que las inversiones petroleras se marcharon dejando una herida que no se ha curado debido a que política y socialmente nunca nuestras autoridades y técnicos, priorizaron otras alternativas de desarrollo en Loreto, que desde que cayó el canon, las consecuencias lo han seguido sintiendo todas las entidades, los profesionales, la mano de obra calificada y también los obreros; lo que ha afectado profundamente el estrato social mayoritario de esta región, como son los hogares, niños y una población que se puso en la condición de vulnerabilidad económica.

 

POCO POR DESTACAR la crisis que ha envuelto a la población loretana y a las empresas de la región, no ha podido ser equilibrada este año tampoco por el estado, teniendo en cuenta que las inversiones públicas han significado siempre el soporte de la economía loretana, ante la falta de industrias y la poca existencia de grandes empresas en Iquitos. Yurimaguas sigue avizorándose como la provincia de la región, con mejores condiciones de desarrollo y gran futuro, lo que es innegable. El desarrollo de Loreto, todavía está demasiado lento, ocasionado más por sus actores, a quienes les ha resultado imposible desde hace más de dos décadas predicar la convergencia y la unidad de su clase política y dirigencial, que no han podido liderarla. Pero si quisiéramos destacar a alguien en particular este año que termina, la verdad es que no supiéramos responderles adecuadamente como nos manda nuestra conciencia, aunque fuera del entorno de los políticos, si creemos que han sobresalido pocos jóvenes en los torneos deportivos a nivel nacional o internacional, o una que otra institución dedicada a luchar por los derechos indígenas, pero no de los impostores que cada vez abundan.

 

UN BUEN IMPULSOR el cuarto año de gobierno, por coincidencia el último año de su período gubernamental en Loreto, tiene todas las condiciones para que el gobernador supere por fin los problemas que ha enfrentado al mando del GOREL. Problemática visible que tuvo en su gestión desde el inicio de su gobierno, ante la falta de presupuesto esquilmado por la caída del petróleo y retiro de estas inversiones en nuestra región. Esta situación crítica, era de esperarse, pues no podía superarse de la noche a la mañana, tomó su tiempo que sirvió para empoderar nuevos proyectos, sumados a los existentes y el que tuvo la decisión de hacerlos culminar, no obstante tener agujereado el financiamiento en la caja regional. Los proyectos millonarios que deben generar empleo a la región el 2018 como el puente Nanay, o el mismo Hospital Apoyo Iquitos, que están ejecutándose, no puede significar tanto, a lo que Fernando Meléndez, lo considera como una de sus mejores gestiones y metas cumplidas, y que lo realizó hasta cristalizarlo, que fue darle – la primera vez desde un estado regional – mejores condiciones de vida al indígena y al poblador amazónico, para que conserve sus bosques, su tierra que le vio nacer y crecer, su flora y fauna natural, a cambio de un pago dinerario, por el resto de su existencia. Nada de cemento y de fierros, quizás lo que es difícil de visibilizarlo, o que venda portadas del día, sino el darle a muchas familias que viven alejados de la urbe de Iquitos, un salario por solo conservar su medio ambiente, lo que nos ha puesto a la par de las gobernanzas de la amazonia brasilera y lo que el mundo aplaude como un aporte al mundo; la conservación de los bosques de la amazonia de Loreto y del Perú.

 

 

CAMBIO todos sus directores regionales,  asesores, y gerentes de línea y de confianza, tienen que ser evaluados por el gobernador regional, que el próximo año entra a su último período de gobierno. Meléndez, no tendrá otra opción de enmendar en este corto camino que le queda si es como intuimos realiza las correcciones y medidas para lograr retirarse de su gestión por la puerta grande y como un político que todavía,-por la edad que tiene – no ha tocado techo todavía, lo que no en mucho tiempo, sabremos si seguirá haciendo vida partidaria y fortaleciendo su movimiento que necesita nuevos cuadros. Movimiento que no debería ser considerado de coyuntura y que lo llevó al poder el 2014, en un momento histórico y probablemente irrepetible para el MIL, por la coyuntura floreciente donde capeó políticamente en gran parte de la región;  principalmente en Iquitos. Fernando, tiene que marcar ciertas diferencias, con sus antecesores, si es que desea hacer florecer su organización política desde el 2019, aunque diríamos que los cambios en su movimiento, y de hacerla recordar como gobernante bueno, o pueda seguir teniendo vida una vez estando en el post gobierno, deberían empezar este año que viene donde genere la mejor imagen en la gente, con presencia mediática y comunicacional de los logros de su gestión y de los proyectos de mediano y de largo aliento que pueden asentar una política y bases  de desarrollo para todo los loretanos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *